top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

Corsarios Argentinos: Ladrones del Estado

La independencia de las Provincias Unidas del Rio de la Plata dependió en gran medida del desempeño de innumerables capitanes que se hicieron a la mar enarbolando el pabellón celeste y blanco. La ausencia de un cuerpo de marina institucionalizado del naciente país, llevaba a una forma diferente forma de conformar las flotas armadas que se harían a la mar.


Las expediciones marítimas eran patrocinadas por el estado y armadores privados que se jugaban su fortuna a manos de los capitanes que llevarían adelante la empresa. Para poder hacerse a la mar, se debían adquirir patentes de corso. Esto es un respaldo escrito que el estado otorgaba al capitán de barco que establecía los objetivos básicos de la campaña.


Uno de tantos otros fue Hipólito Bouchard. Con una extensa carrera en el mar, y después de participar en la liberación de Perú, consiguió una nueva patente de corso que tenía como misión interrumpir el comercio de la Compañía de Filipinas (dependiente de la Corona Española). La nave elegida para tal empresa fue una fragata española tomada por el mismísimo capitán en el pacifico de nombre Consecuencia. Se trataba de un barco de considerable tamaño, que montaba 464 toneladas de desplazamiento y cien pies de quilla, al cual era necesario preparar para la guerra. El armador de tamaña nave era un tal Vicente Anastasio Echeverría.


Él fue quien adquirió 34 piezas de artillería: 18 cañones de a ocho y 16 carronadas de a doce. El estado por su parte, aporto cuatro cañones de bronce y doce de hierro, 128 fusiles, 800 balas de cañón de a doce, 900 de a ocho, cartuchos y otros enseres.

recorrido_corso.jpg

El 9 de Julio de 1817 la fragata La Argentina (así renombrada por el Bouchard) zarpo rumbo al Cabo de Buena Esperanza para adentrarse en el Índico y así tomar contacto con los buques mercantes de la Compañía de las Filipinas y desbaratar la red comercial montada por la Corona Española en dicho Océano. Entre los efectos personales del capitán se encontraban varias copias de la declaración de la independencia de las Provincias Unidas del Rio de la Plata.

Pablo Javier Coronel.

Bibliografía:

  • De Marco, Miguel Ángel; “Corsarios Argentinos”; Editorial Planeta; Buenos Aires 2002

214 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page