top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

El Alfonsinismo (1983-1989)

El 10 de Diciembre de 1983, Raúl Alfonsín, asume la presidencia de la republica después de más de 7 años de una oscura dictadura civico militar. Las preocupaciones políticas y económicas son el eje de su gobierno. La decisión de juzgar a las Juntas Militares y dar justicia a las víctimas del terrorismo de Estado, lo llevan a una situación desgastante con las Fuerzas Armadas.



El 22 de abril de 1985 comienza el juicio a las Juntas. Los jerarcas militares son sentados en el banquillo de los acusados por los crímenes de leza humanidad. La CONADEP publica el libro Nunca Mas como compilación de testimonios del horror. Las presiones de las camarillas militares obligan al gobierno a la sanción de la Ley de punto final en 1986 para cortar con la presentación de demandas. Unos meses después, en 1987, durante la Semana Santa, se va a producir un alzamiento de soldados con rangos menores para exigir leyes de impunidad y el final de los juicios. Los llamados Carapintada mantuvieron en vilo a la sociedad, hasta que una gran manifestación salió a apoyar a Alfonsín demostrando que no había tolerancia para un nuevo golpe. Las negociaciones con este sector del ejercito siguieron hasta la sanción de la Ley de Obediencia debida que quitaba responsabilidad por sus crímenes a los soldados de menor rango.


En cuanto a lo económico, los vencimientos del pago de la deuda externa comienzan a ejercer presión sobre el programa progresista planteado en la campaña electoral. Salarios, precios y producción quedarán supeditados a cumplir las obligaciones contraídas por los militares y las gestiones anteriores. Bernardo Grispun debe dejar su lugar después de haber prometido aumento del consumo y la producción y tener que aplicar un ajuste basado en un tarifazo y una devaluación de la moneda para poder comenzar con los pagos al FMI.

 

HISTORIA DE LAS CLASES SOCIALES EN ARGENTINA


INSCRIBITE AL CURSO ASINCRÓNICO DE HUELLAS DE LA HISTORIA SOBRE LA LUCHA DE CLASES EN LA ARGENTINA (1810-2001).





 

En 1985, asume Sourrouille como ministro de economía con un programa de estabilidad: el Plan Austral. Este consistia en la creación de una nueva moneda atada a la cantidad de dólares con la promesa de no aumentar la emisión sin respaldo en las reservas. La crisis agroexportadora de 1986 le pondrá un coto a la medida y el fracaso se avecina. La situación se agrava cuando en 1988, la argentina declara la sesacion de pagos y un Plan Primavera para contener la crisis sobre la base de un nuevo ajuste esta vez apoyado en la liberación de la economía.


La crisis financiera del Estado comienza explotar definitivamente después de un “Festival de Bonos” para financiarse. Estos bonos desincentivaban la inversión productiva con tasas de interés muy altas, que mas tarde el Estado no podría pagar. La crisis estaba a punto de estallar y tomó la forma de Hiperinflacion: esto de debió por no tener marco de referencia claro sobre los precios, con una moneda sin un respaldo a partir de la sobreemision para pagar gastos corrientes y el festival de bonos, una devaluación constante y las obligaciones de pago.



Una crisis social descomunal se desató en los barrios populares, el hambre era frenado solamente por las ollas populares. Los saqueos estallaban para abastecerse de alimentos. El ajuste económico terminó por quebrar el endeble tejido social que mantenía al gobierno en pie. Para 1989, la tensión política ante el recambio presidencial, le agregó mas incertidumbre a la economía por lo que Alfonsin tuvo que adelantar la salida del gobierno dejando paso al electo Menem. La democracia lograba sobrevivir, pero la economía estaba herida de muerte.


Pablo Javier Coronel

________________

Podés mirar el video "El Alfonsinismo" en: https://www.youtube.com/watch?v=1PYMTVFnY7g



99 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page