top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

El Golpe del 43 y los origenes del peronismo

Argentina está gobernada por los conservadores desde 1930. Pasaron las gestiones de Justo y Ortiz. Fallecido el ultimo, le llegó la hora a Ramón Castillo. Su gestión está enmarcada en un contexto de alza de la protesta social y de organización obrera. El partido comunista es una de las principales columnas pero también socialistas y sindicalistas reunidos en la CGT.


Por otro lado, la burguesía terrateniente se encuentra abroquelada tras el proyecto conservador que les garantiza la satisfacción de sus ganancias con un alza de la explotación de mano de obra. A su vez, grandes migraciones de trabajadores del campo a las ciudades cada vez industrializadas por el proceso de sustitución de importaciones comienza a poblar el paisaje urbano de obreros que aceptan condiciones precarias de trabajo para conseguir su subsistencia. La situación del país es tensa y los conflictos en el extranjero no ayudan a los conservadores.


Contexto mundial: segunda guerra mundial y el ascenso del nazi fascismo

En 1939, Adolf Hitler toma la decisión de invadir Polonia y se desata la Segunda Guerra Mundial. Con el correr de los acontecimientos se forman dos bandos: Alemania, Italia y Japón con el apoyo de España por el lado del eje, mientras que Inglaterra, Francia y la Unión Soviética con el apoyo posterior de EEUU forman el grupo de los Aliados.


Las acciones bélicas se muestran favorables para Alemania, pero en 1942 se produce la reconquista de Stalingrado y la posterior contraofensiva soviética. Por el lado occidental, Inglaterra y Francia comienzan a ganar terreno. Además, Estados Unidos decide ingresar definitivamente después del ataque japonés a Pearl Harbor.


La guerra tuvo muchas causas, pero una de las principales fue la expansión de la ideología nazi-fascista por Europa. Basados en un nacionalismo extremo, su oposición a las democracias liberales por un lado y al comunismo por el otro, los llevan a consolidar dictaduras fuertemente represivas que decantan en hechos atroces como el holocausto al pueblo judío en Polonia y Alemania.

Los golpistas: Rawson, Ramírez y Farrel

Las cabezas del golpe de Estado a Castillo fueron los generales Arturo Rawson, Pedro Ramírez y Edilmiro Farrell. Debajo de ellos había mandos medios y dirigentes entre los que podemos contar a Juan Domingo Perón.

Rawson pertenecía al ala conservadora del Ejército. Fue sumado al golpe pero no pertenecía a la organización secreta que lo pergeñó: El GOU. Fue aliado estratégico de los golpistas y duro solo cuatro días en la presidencia.

Pedro Ramírez era uno de los líderes del GOU. Sucedió a Rawson en la presidencia. Tenía experiencia en golpes de estado ya que había participado activamente en el derrocamiento de Yrigoyen y había formado parte del Servicio de Informaciones del Estado Mayor en el gobierno de Uriburu. En 1942 había sido designado como Ministro de Guerra de Castillo en reemplazo de Tonazzi, supuesto complotado para derrocar a Castillo por sus fidelidades con el expresidente Justo. Sin embargo, quien termino ejecutando el golpe fue el propio Ramírez.

Edilmiro Farrel respondía a un ala más política y desarrollista del ejército. Fue sucesor de Ramírez en 1944 a partir de un golpe de palacio a su ex compañero. Su gobierno tenía como centro el desarrollo de sectores estratégicos del estado en energía, guerra y obras públicas.

 


INSCRIBITE AL CURSO ASINCRÓNICO DE HUELLAS DE LA HISTORIA SOBRE LOS PROCESOS DE DICTADURA Y DEMOCRACIA EN LA ARGENTINA.


Cursas cuando quieras desde donde quieras



 

El Golpe

Castillo formaba parte del Partido Demócrata Nacional de ideología conservadora. Ejercía la presidencia desde 1940 ante la licencia por enfermedad del presidente Ortiz. Cuando finalmente muere en 1942, Castillo termina quedándose con el poder total del Estado. Los escándalos de corrupción se juntan con el proceso de organización de un nuevo fraude para dejar el poder a su sucesor Patrón Costas.


La segunda guerra mundial empieza a obligar a los países a posicionarse para una eventual posguerra. Brasil se encontraba alineado con Estados Unidos, mientras que Argentina mantenía su neutralidad. Patrón Costas se había manifestado como “aliadófilo” por lo que contrastaba con la ideología de los miembros del GOU, más cercanos a la visión nazi-fascista para la organización de la sociedad.


El 3 de junio de 1943, Ramírez es depuesto de su cargo como Ministro de Guerra de Castillo por haberse reunido con políticos de la Unión Cívica Radical que le habían propuesto la candidatura a presidente en un nuevo partido creado para la contienda electoral.


Se reúne ese mismo día con Rawson en Campo de Mayo y deciden la acción golpista para el día siguiente con 8000 hombres a disposición. El 4 de junio, entonces, las fuerzas del ejército parten de Campo de Mayo y comienzan a sitiar la ciudad de Buenos Aires hasta llegar a la casa rosada solo con la resistencia de las fuerzas leales en la Escuela de Mecánica de la Armada, la ESMA.


Castillo se embarca y escapa de la ciudad esperando apoyos de fuerzas leales, pero al igual que a Yrigoyen, esas fuerzas nunca le responden.

Después del golpe

La dictadura nacida el 4 de junio tuvo altos grados de represión y persecución a sindicalistas, comunistas y socialistas. Mantuvo una posición neutralista bastante favorable a las fuerzas del Eje. Asilo a exiliados y criminales de guerra nazi después de terminada la Segunda Guerra Mundial. Persiguió y desplazo judíos en escuelas e instituciones públicas durante la gestión de Ramírez. Fueron gobiernos con alta inestabilidad política, con oposiciones por izquierda y por derecha pero también al interior.


Rawson dejo el gobierno a Ramírez a los 4 días y Ramírez lo dejo a Farrell en 1944. La figura ascendente de esos años fue Juan Perón. Siendo Ministro de Guerra de Ramírez y Secretario de Trabajo pudo manejar el garrote y la zanahoria para la clase obrera. Mientras negociaba mejoras laborales, reprimía y perseguía dirigentes comunistas y socialistas. Fue armando un cuerpo de sindicalistas leales que fueron dando base de sustento a su persona. Logro ascender a la vicepresidencia junto a Farrell y tuvo su baño de popularidad el 17 de octubre de 1945 cuando los sindicatos fueron a pedir por su liberación a Plaza de Mayo.


El golpe del 4 de Junio de 1943 fue tan convulso como los tiempos que corrían. El contexto de guerra mundial, las ideologías en juego y las particularidades del país hicieron que durara tres años para que finalmente fuera entregada a la democracia. Sin embargo, su labor histórica fue cumplida: se logró domesticar a la clase obrera y se logró un sucesor que respondiera a los ideales de los golpistas. Lo que vendría después pudo mantenerse gracias a las bases que dejaron asentadas los golpistas de junio del 43.

Pablo Javier Coronel


Nota editorial:

El presente artículo es la trascripción escrita del capítulo 2 de la serie GOLPES de Huellas de la Historia para YouTube. Pueden ver el video a continuación:

• Fuentes:

- Huellas de la Historia; Estudios Sobre Comunismo en Argentina; revista nº38, año 6.

- “Discurso de Juan Domingo Perón en la Bolsa de Comercio siendo Secretario de Trabajo y Previsión en 1944”

- Kabat, Marina; ¿Qué fue el peronismo de Perón?

- Kabat, Marina; PeronLeaks

 

Huellas de la Historia se sostiene gracias a donaciones de sus seguidores en: https://cafecito.app/huellasdelahistoria

Seguinos:

124 visualizaciones0 comentarios

Comments


Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page