top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

La Syssitia Espartana ¿Comida Colectiva o Reflejo Social?

El siguiente artículo intenta, por medio del abordaje de distintos autores y teniendo como eje principal la Syssitia como institución clave en cuanto a rol socializante, presentar las principales características de la sociedad, sus actores principales, su modo de tenencia de la tierra y producción, su educación, el rol femenino y sus relaciones frente al otro, así como para con su propia cosmovisión.

Para comenzar y partiendo del análisis realizado por Pavel Oliva, debemos caracterizar tres divisiones sociales, los Homoi (ciudadanos iguales), los Periecos y los Ilotas. Los ciudadanos, tendrán acceso a la educación militar en su juventud (efebos), podrán participar en la syssitia, las mesas comunes (en las cuales nos detendremos con posterioridad) y siguiendo el mismo origen arcaico -arké- de las instituciones antes mencionadas podrán mediante el rapto, consumar la unión con las mujeres espartanas.


El rasgo característico más importante, el cual los convierte en ciudadanos, será denotado y estará legitimado no solo por su condición de Hijo de padre espartano (al comienzo, luego Hijo de espartano y espartana) sino por el modo de acceso a la producción. Los ciudadanos son tenedores de tierras (Kleroi). Tenedores en cuanto el Estado espartano es quien distribuye los Kleroi, siendo este último el propietario.


Por otra parte encontramos a los Periecos o Lacedemonios (como se autodenominan). Grupo heterogéneo de origen dorio que se encontraban en ciudades adyacentes y fueron sometidos producto de la dominación espartana. Estos no pagan impuestos, cuentan con un gobierno municipal y no poseen acceso a la Syssitia aunque pueden realizar una carrera por cargos militares.


Finalmente, y no por casualidad, se presentan los Ilotas. A este tercer grupo, es a quienes impacta la doble dependencia del antes mencionado sistema de tenencia de la tierra. Por un lado son propiedad del Estado y por otro al estar atados a la tierra y esta estar bajo la tenencia de los ciudadanos, deben pagar y entregar 82 medimnos (unidad de medida).


Los Ilotas, población conquistada por dorios nómades, están sometidos no solo a esta esclavitud “no desarollada” en palabras de Pavel, sino a la criptía, la cual consistía lisa y llanamente en una cacería por parte de los Homoi (ciudadanos iguales) con el fin de aleccionar a la juventud que recibía la educación militar así como un control poblacional.


Teniendo en cuenta la caracterización anterior, veamos en qué consistían las comidas comunes y como y de qué manera se articulan estos grupos entre sí. La sussitia presenta un carácter arcaico ya que surge a partir de las comidas comunes realizadas por los soldados espartanos en sus tiendas de campaña durante las empresas bélicas llevadas a cabo.


Como institución inserta dentro de la política estatal, hermanaba e identificaba a sus integrantes (ciudadanos mayores) en unos mismos intereses y objetivos, hasta tal punto que incluso requería la aceptación de los nuevos miembros por parte de los antiguos espartiatas, así como resguardaba el secreto en torno a las conversaciones y actos. Es decir que al ser una institución en la cual residían los ciudadanos u Homoi, esta era un canal más de discusión política y generadora de vínculos importantes para el desarrollo del Estado espartano.


¿Pero era solamente esto? ¿Solo era un foro de discusión política? Veamos un poco más.


Como expusimos con anterioridad los Homoi, ciudadanos mayores eran los que participaban en la comida, pero los jóvenes también cumplían un rol dentro de ella. Los Efebos, ingresaban a la sala luego de haber discutido y debatido los temas pertinentes y solo con el permiso de los mayores, como método complementario de su formación ciudadana y militar. Además de estos, también ingresaban los Ilotas. Raro dado lo expuesto en cuanto al carácter secreto y elitista de dicha comida, pero escondía un fin aleccionador y legitimador.


Los ilotas al ingresar comían y bebían hasta saciarse y más, denotando una falta de shoprosyne (control) aumentando y consolidando la moderación y moral espartana, así como su frugalidad a la hora de alimentarse, dado que su temprana dedicación a la vida militar exigía un cuerpo ágil y poderoso para la disposición y entrega bélica.


Los Efebos, no solo ingresaban en carácter de émulos, auditores o jóvenes militares en formación, además de esto, ingresaban a fin de aleccionarse sobre cómo comportarse frente a un banquete en contraposición a los ilotas, era un “refuerzo psicológico” de su superioridad frente a estos.


Ahora bien, cabe aclarar y es inevitable hacer referencia a la ausencia de mujeres en la sussitiai, mas teniendo en cuenta que su presencia en la vida cívica espartana era más que importante en diversos ámbitos (intelectual, deportivo, económico, hogareño) aunque no en la toma de decisiones políticas.


Pero si tenemos en cuenta el carácter antes descripto de dichas comidas, en torno a decisiones y discusiones, y la visión de los Homoi de como sobrellevar el estado espartano, no nos es difícil entender su ausencia.


Por último y no menos importante, radica una última diferenciación, ya no, Ilota/Efebo u Homoi/Mujer espartana, sino una distinción que radica en el seno del grupo ciudadanos.

Con este fin debemos retomar la tenencia y producción de la tierra y la relación que se entabla con la última etapa del banquete: El Postre, momento en que ciertos grados de desigualdades, comienzan a hacerse presentes mismo entre los Homoi. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿Hasta qué punto estos ciudadanos eran Iguales?


La tierra al estar dividida y otorgada por el Estado, convertía a los Homoi en tenedores de Kleroi. Estos Iguales, poseían tierras, las cuales eran labradas por los Ilotas teniendo que entregar parte de su producción. Pero la desigualdad en las aportaciones al banquete que se hace presente en el postre nos deja entrever que si bien las tierra eran divididas no todos los espartiatas podían aportar la misma cantidad de postre (producción). Lo que nos lleva a una segunda pregunta, ¿las tierras entregadas por el estado, eran divididas y repartidas equitativamente a todos los ciudadanos?


El postre de carácter voluntario y servido al tiempo que se anunciaba el nombre del donante nos deja ver una indudable finalidad y manera de ganar prestigio social antes los sussitoi, en la competencia constante que caracterizaba al ethos aristocrático en todas las comunidades.

Rodrigo Martiín Lages.

Bibliografía Utilizada:

-OLIVA, Pavel. Esparta y sus problemas sociales, Madrid, AKAL, 1983 (Cap 3-8)

-PLACIDO, Domingo. La sociedad Ateniense, Madrid, Crítica, 1997

-FORNIS, César; CASILLAS, Juan. La comida común espartana como mecanismo de diferenciación e integración social. Espacio, tiempo y forma. Serie II, H antigua, t. 7, 1994, pags 65-83

245 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page