top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

#MariáteguiDeMiércoles: El Problema de la Tierra [Parte 5]

Podés leer la [Parte 1], [Parte 2], [Parte 3] y [Parte 4] haciendo click en cada link.

Una vez identificado el “Problema del Indio” como el “Problema de la Tierra”, Mariátegui hace su declaración de principios:


“No nos contentamos (los socialistas) con reivindicar el derecho del indio a la educación, a la cultura, al progreso, al amor y al cielo. Comenzamos por reivindicar, categóricamente su derecho a la tierra. Esta reivindicación perfectamente materialista, debería bastar para que no se nos confunda con los herederos o repetidores del verbo evangélico del gran fraile español, a quien, de otra parte, tanto materialismo no nos impide admirar y estimar fervorosamente”[1]


Ahora bien, en donde está la raíz del problema. José Carlos la encuentra en el régimen feudal de tenencia de la tierra. Según su visión, no había habido en el Perú una verdadera liquidación de los resabios del antiguo régimen en el campo. No hubo un proceso de liquidación del latifundio por parte de la burguesía republicana, por el contrario, la tierra se concentró mucho más en manos de la clase terrateniente disfrazada de burguesía rural. Dice Mariátegui que “las expresiones de feudalidad sobreviviente son dos: latifundio y servidumbre”[2]. Por ello cree indisociable el fin de la servidumbre del originario al fin del latifundio.


Pero nuevamente, el intelectual peruano, no se queda en el simple enunciado teórico de los problemas del Perú sino que propone una salida congruente con su mirada socialista y materialista de la sociedad. Según él, la hora de ensayar “el método liberal” ya había pasado. La formula individualista debe ser superada por las estructuras comunitarias que aun permanecían en el campo peruano. La continuidad del ayllu como forma de organización político-social es la clave para Mariátegui para pasar a un régimen de tierra comunitario.[3]


El autor fundamenta su postura con un análisis histórico para demostrar que la burguesía nacional, después de la Revolución de Independencia, no logró liquidar el latifundio feudal, autentica traba al desarrollo del país. Pone en foco además la estigmatización de la comunidad indígena por parte de esta misma burguesía, lo cual impide sus posibilidades reales de independizarse del régimen feudal.


Las conclusiones de Mariátegui son de corte materialista. Con analizar el proceso económico-social basta para comprender que el régimen feudal latifundista es parte central del atraso del Perú, que la burguesía es incapaz de liquidarlo y que la comunidad originaria (Ayllu) es la clave de un nuevo tipo de organización social comunitaria acorde al siglo XX tal como lo demuestran las experiencias de la naciente Unión Soviética.


Pablo Javier Coronel


Bibliografía y citas:


[1] Mariátegui p. 63


[2] Mariátegui p.64


[3] Véase Mariátegui p.65

102 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page