top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

Onganía y los Bastones Largos

Corre el gobierno de tufillo fraudulento de Illia y los militares se alzan nuevamente para tomar el poder. La excusa parece ser una nueva ley sobre medicamentos pero se sabe que el plan es más ambicioso. Ongania planea una restructuración completa del Estado en torno a su persona y al “partido militar”. La idea es replicar la dictadura de Brasil que desde 1964 viene dando muestras favorables en lo económico a partir del modelo desarrollista. Un modelo que se agota fácil pero que con financiamiento directo de EEUU puede resultar más competente en ese país que en otros lugares de América del Sur.

Rápidamente, Onganía logra ponerse a los sindicatos de su lado. Vandor como cabeza indiscutible de la CGT se pone al servicio de una dictadura corporativa que cierra filas para encarar su proyecto político. Con los sindicalistas en una mano, los empresarios en la otra y un financiamiento a cuentagotas de la potencia del norte es que el dictador inicia la escalada represiva contra quienes intenten cuestionar el orden militar vigente.


El 28 de julio de 1966, a poco de asumir Onganía, fue sancionado el decreto de ley 16.912. Este decreto suprimirá el gobierno tripartito, disolvía los consejos superiores y obligaba a rectores y decanos a actuar como interventores acatando las órdenes del Ministerio de Educación. Como respuesta, en Filosofía y Letras, Medicina, Ingeniería, Arquitectura y Ciencias Exactas de la UBA fueron tomadas los edificios facultativos. La noche del 29 de Julio de 1966, el gobierno desalojo a estudiantes y docentes de las tomas y en el caso de Exactas, la policía ingreso al establecimiento golpeando a todos los ocupantes dejando como saldo más de cincuenta detenidos entre profesores y estudiantes en lo que se conoció como “La Noche de los Bastones Largos”.


El debut represivo de la dictadura pone en alerta a todo el movimiento estudiantil, que se suma al movimiento obrero en su lucha por la transformación social en sentido inverso al propuesto por Ongania. Este antecedente abre las alamedas de la organización y de la protesta de los estudiantes. El punto álgido e intolerable fue el asesinato de Juan José Cabral en mayo de 1969 en Corrientes. De allí en más, la escalada de protestas que derivó en el Cordobazo del 29 de mayo.


Pablo Javier Coronel

60 visualizaciones0 comentarios
Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page