top of page
06ec4b_fca26b446a664af5b9ed025c9aae2162~mv2.jpg

Perón, Eva y Mito

“Este libro ha brotado de lo mas intimo de mi corazón. Por más que, a través de sus páginas, hablo de mis sentimientos, de mis pensamientos y de mi propia vida, en todo lo que he escrito, el menos advertido de mis lectores no encontrara otra cosa que la figura , el alma y la vida del General Perón y mi entrañable amor por su persona y por su causa”

(Eva Perón, La razón de mi vida)


El 26 de Julio de 1952 fallece Eva Duarte de Perón, una de las máximas creadoras del mito peronista de cara a las masas obreras. La fuente que analizaremos en este trabajo son las clases de la materia Historia del peronismo, dictadas por Eva Perón. Ella Fue designada profesora extraordinaria al inaugurarse los cursos de la Escuela Superior Peronista, el 1° de Marzo de 1951. A través de estas clases, en la exposición de las mismas, Eva le habla a estos alumnos con el fin de contarles en primera persona quien era el General Perón, cuál era su doctrina y cuales las bases de su movimiento.

En el transcurso de las clases podemos percibir un alto grado de subjetividad por parte de Eva y el intento de inculcar en esos jóvenes estudiantes, valores morales, como la virtud, la generosidad, la lealtad, la humildad, que son claves del deber ser peronista. Eva Perón vincula la historia del peronismo con una historia más general, universal (como la llama ella) que no es más que la base de dos historias; la de hombres y la de las masas. El peronismo al proponer una tercera posición, sostiene que los grandes hombres y las grandes masas son los posibles constructores de una gran prosperidad y felicidad.

La tarea de Eva era profundizar la historia del peronismo con el corazón y crear esa anhelada identidad peronista en estos futuros dirigentes, inculcar en ellos la concepción de que la doctrina del General era la felicidad de todos los argentinos y que él fue quien vino a salvar al pueblo cuando peor estaba. La idea de que este conductor fue superior y extraordinario. Siguiendo la línea de este planteo, nuestra hipótesis sugiere la tentativa de que nació en los años previos y durante el dictado de las clases una fuerte automistificación del peronismo.


Vemos como en estos relatos se busca adoctrinar a un “otro” que debe apropiarse de la doctrina peronista y hacerla su causa. Eva apela a diversos recursos históricos para explicar la historia del peronismo. Vuelve al pasado y trae al presente grandes personajes de la historia de la humanidad, comparándolos con el General Perón enalteciendo así su figura calificándolo de genio, de apóstol.


Una de las características de estas clases es la construcción de cuadros identitarios, a través del relato de Eva. Por ejemplo, el hecho de adherir a la causa peronista y tomarla como un modo de vida, aceptando y poniendo en práctica todas las características y valores que para Eva, definen a una persona como peronista.


Principalmente es el amor al general y luego tener una conciencia social. De no poseer estos valores y conceptos no puede uno ser peronista y allí vemos un claro ejemplo de cómo también la idea era crear dos fuertes polos; el peronista y el no peronista.


Contexto

Pero antes de avanzar con el análisis de nuestra hipótesis no podemos dejar de mencionar el contexto económico, político y social del país, para el año que son dictadas las clases. Era un momento donde el régimen peronista estaba comenzando a sentir el agotamiento del modelo redistribuidor, modelo de integración social gradual y limitada, en la cual el Estado mantenía el control completo sobre la selección de aquellas áreas donde se habían efectuado ciertas reformas que beneficiarían el crecimiento del mercado interno, a fin de garantizar la continuidad del desarrollo del sector industrial del país.


El Estado ejerció el control sobre el contenido de su política social, amenazando intervenir cualquier sindicato que se opusiese al régimen y a la vez, condicionando la concesión de favores a aquellos que renunciasen al derecho de huelga. El análisis de las huelgas de 1946 a 1948 demuestra la participación activa de los trabajadores en procura de asegurarse la implementación completa de dichas reformas. Las huelgas se realizaban con el objeto de obligar a la patronal a aceptar las reformas introducidas por el régimen, además de tratar de expandirlas y transformar su contenido en varias áreas. (Doyon, 1975:440). Para la autora los conflictos obreros que se dan en el periodo que abarca entre el 1949 y 1951 son los primeros síntomas de ruptura de la alianza que se había gestado en 1946.


Por lo tanto, a partir de 1948 la política laboral del Estado cambia. Se buscó establecer un control sobre las demandas del movimiento obrero, a fin de acelerar la producción industrial. El gobierno sostenía que ya se habían realizado reformas suficientes como para permitir un esfuerzo colectivo en pro del aumento de la producción. Por lo tanto, se impuso una nueva política. Los dos sectores que debieron soportar el impacto de este ataque fueron los obreros de la industria azucarera y de los frigoríficos.


Milciades Peña, quien habla de la clase obrera como “quietista” y manipulable, afirma que el peronismo fue bonapartismo estatal. También añade el firme apoyo que obtuvo Perón en las fuerzas represivas y en la iglesia, y ejemplifica la actitud oscilante entre obreros y capitalistas con la reforma constitucional donde si bien se reconoce el derecho al trabajo, no así el derecho a huelga. Dicho autor apunta a que si bien la evolución de la estructura económica fue erosionando los fundamentos de la “revolución nacional” que proclamaba el peronismo, éste se afianzo en el poder y el apoyo de las masas crecía. Perón refuerza la estatización del movimiento obrero y la transformación de la burocracia sindical en un estrato privilegiado de funcionarios estatales, todo esto a través de la CGT y con la colaboración del aparato policial. Interviene federaciones y destituye a sindicalistas que lo habían apoyado en las elecciones a través del Partido Laborista, de la CGT.


De acuerdo a lo mencionado más arriba podemos percibir un carácter burgués anti-obrero de Perón, que no se asemeja en nada, a todas las maravillosas cualidades que Eva describe a lo largo de toda la fuente. Teniendo en cuenta el panorama descripto es fácil de comprender, por que se pretende que los alumnos de la Escuela Superior peronista tengan como asignatura la Historia del Peronismo y que sea la mismísima Eva Perón quien dicte las clases. Ella pretende que los alumnos sientan que el General y Eva son una misma cosa y por ende que cuando ella este en el aula se sienta la presencia del conductor.


Lo más importante es que para Eva era primordial que los alumnos entendieran la doctrina, las características básicas del peronismo y que aunque algún día el General ya no este, su doctrina y su legado quede en el pueblo.

Analisis de la fuente


Reconstrucción del pasado: historia universal, del hombre y las masas.

Podemos comenzar preguntándonos, que era el peronismo para Eva y que significaba en su vida. Eva a lo largo de las clases resalta en reiteradas oportunidades que Perón y la causa del movimiento peronista se transformaron en la causa de su vida. “Para mí la vida comienza el día en que mi camino se encontró con el camino del general Perón, día que yo siempre he llamado con orgullo “mi día maravilloso””. (Fuente,1951:10)


Se aferró a la causa del pueblo y la patria ya que para el General era su necesidad fundamental, crear una conciencia nacional. Los tres pilares más importantes del movimiento peronista eran la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Es decir que Perón tenía en sus planes de nación, lograr una comunidad organizada y seguridad social. Pero principalmente era primordial encontrar y lograr la felicidad del pueblo argentino. En las clases Eva explica, como todos estos conceptos y características, están reunidas en el Partido Justicialista.


Eva le encuentra una explicación que podríamos calificar “mística”, si nos remitimos a nuestra hipótesis, ya que según su relato, el general apareció para llenar de luz y esperanza a todo el pueblo que estaba atravesando una larga noche. El genio apareció para mostrarle al pueblo el camino que debía seguir e inculcar para transformarse en una clase única con ideales comunes, creando un espíritu de unidad, que es un legado que dejan los grandes conductores. En el desarrollo de la segunda clase, Eva sostiene que los obreros habían perdido todo tipo de esperanza de un mundo mejor, es decir habían desaparecido todos los valores morales, materiales y culturales. En realidad lo que se intenta demostrar es como Perón con una clarividencia extraordinaria y con gran amor a su pueblo, enseño a aquellos a amar a la patria y a las fuerzas del trabajo, que en realidad es amarlo a Perón.


Pero a nuestro parecer esto no fue tan determinante, sino que Juan Domingo Perón, al provenir de las Fuerzas Armadas y no representar a priori, el interés de ninguna fracción de la clase dominante, cumplía con el mandato fundamental del consenso burgués: presentarse como representante de los intereses de la sociedad toda. Es importante detenernos en este punto ya que es la ruptura con lo que Eva dice en las clases.


Más arriba hemos citado a la autora Louis Doyon quien sostiene que las huelgas obreras durante el periodo del 46’ al 48’-49’, se hacían con características defensivas y no iban en contra del general Perón, sino recibir lo que ellos exigían. El periodo que va del 49’ al 51’ era aquel donde se cierra el ciclo del primer plan quinquenal y el mismo está en crisis. También cabe destacar que ya Eva presentaba los primeros síntomas de su enfermedad y eso comienza a debilitar a Perón.


En el 51’ arranca el segundo plan quinquenal pero con la muerte de Eva en el 52’ todo se derrumba y Perón toma otras riendas contrarias a las del primer plan. El estado estableció el control sobre el movimiento obrero destruyendo a los sindicatos que se oponían a su línea política y económica. La inflación a fines del 51, principios del 52’ reduce drásticamente los salarios de los trabajadores, el Estado ya había consolidado su control y promulgo una serie de medidas para evitar el levantamiento del movimiento obrero. Hacia 1954, con la economía en vías de recuperación, hay un resurgimiento de conflictos laborales entre abril y julio, centrados en la renovación de los convenios colectivos. El gobierno percibe el descontento general de la masa trabajadora y propuso un acuerdo salarial favorable a los obreros. Pero en forma cautelosa se marginó de la participación directa en las negociaciones salariales, permitiendo la libre expresión de las fuerzas opuestas. Es decir, el gobierno establece un mínimo vital pero luego se abstiene de imponer un aumento general de los salarios. Además, hace la vista gorda a los conflictos laborales que le siguieron.


La construcción del deber ser del hombre: el hombre peronista como se debe comportar

Desde las perspectiva de Eva, los genios conductores pueden ver e intuir cuales son las necesidades de esa masa que está a la deriva y necesita un rumbo, esto fue lo que Perón hizo con el pueblo argentino. Ha logrado inculcar en ellos esa conciencia social y los valores que conforman la doctrina peronista. Para el líder existían diferentes tipos de hombres sin importar el origen, cultura y clase social. En las clases Eva esboza la distinción en estos tipos de hombres que son los mediocres, el hombre superior y el extraordinario, osea el genio. Nosotros, aclara, por sobre todo tenemos al genio.


Es primordial diferenciarse del mediocre que el peor castigo que posee es el desprecio, ya que no tiene aspiraciones y no está motivado para recorrer nuevos caminos es costumbrista. En cambio el hombre superior, dice Eva, es aquel que es heroico y quien no teme amar hasta el sacrificio. Pero solo un hombre como el General quien ella cataloga de genio, tiene esa capacidad cuasi celestial de hablar con una sinceridad inigualable, que es la sinceridad de un apóstol.


“Humildes obreros lo han comprendido a Perón como no lo han comprendido los que se creían cultos, y con eso han demostrado los obreros, los hombres humildes de nuestra patria, que eran hombres superiores.”(Fuente,1951:28)


Pero el objetivo de Eva, a través de las clases era que los alumnos, futuros dirigentes peronistas se transformen en hombres superiores y hagan propios los valores como la lealtad, la firmeza y la justicia como virtud fundamental del hombre que vive en sociedad.


Ella hace una comparación muy fuerte extremadamente subjetiva entre el general Perón y Dios. Sostiene que amamos a Dios porque nos dejo un legado que será eterno y es el amor entre los hombres. Eva resalta cualidades extraordinarias en Perón ya que a su parecer nadie ama a los hombres como él y mucho menos poseer la extrema sencillez, humildad y generosidad que lo caracterizan. Desde nuestro punto de vista es innegable que el general ha logrado un alto consenso en la sociedad y ha creado un fuerte lazo con el pueblo, el obrero, el descamisado. Pero no es cierto que al igual que un profeta sembró amor a lo largo y a lo ancho del territorio ya que no toda la sociedad se sintió representada por el movimiento y no ha hecho propia la causa peronista.


La construcción del presente: critica a la oligarquía y la importancia del 17 de octubre

Para aplicar los tres pilares de la doctrina, es imperativo que el hombre peronista aleje de si los sentimientos malos y el espíritu oligarca, que según Eva se derroto el 17 de Octubre y está muerto. “Nuestra consigna debe ser servir al pueblo y no servir al egoísmo que en el fondo hay ambición, porque eso sería espíritu oligarca”. (Fuente,1951:72)


Es de suma importancia para Eva el legado del 17 de octubre que no es más que la historia de un pueblo defendiendo su propio destino. El hombre peronista debe tener sus tres amores que son, la patria, el pueblo y Perón. Se debe amar al pueblo y sentirse pueblo, no poseer ambiciones de privilegios, sino ser leales al pueblo.


Pero lo que le preocupa a Eva principalmente es que puedan volver los fantasmas del espíritu oligarca que es totalmente opuesto al espíritu del pueblo, y que como consecuencia haya peronistas que parezcan oligarcas. Apela a que no dejemos de lado la humildad que según la doctrina es lo que define a un verdadero peronista. En este punto se ve con gran claridad nuestra hipótesis, ya que Eva en la cuarta clase tiene como objetivo que los alumnos incorporen en si la idea de que el 17 de octubre fue el nacimiento de un nuevo peronismo. Aquel que pudo vencer los valores morales malos a los ojos de la tradición peronista, como es la soberbia, el orgullo, el afán de privilegio, la vanidad. Es decir el triunfo del pueblo sobre la oligarquía.


Queda demostrado que en el transcurrir de la cuarta clase Eva pretende que estos futuros dirigentes tengan en claro ellos primordialmente los pilares de la doctrina y los valores que ella enumero para lograr ser un verdadero representante del pueblo. Perón ya había comenzado a formar al pueblo argentino mucho antes del 17 de octubre, en un verdadero pueblo. Pero estos dirigentes peronistas abocados a la causa del general, eran nada menos que los encargados de que muerto el General, su movimiento siga vivo.


La construcción de la sociedad única en torno a los trabajadores

Con respecto a los trabajadores, Eva hace un fuerte e importante énfasis en la figura del obrero y en la clase trabajadora. El problema era que esta masa mayoritaria de la población estaba a la deriva, momento en que ya no había valores morales comunes y donde se había perdido todo tipo de esperanza.


Eva le aporta una cuota de fuerte misticismo engrandeciendo la figura del general, reconociéndolo como el único hombre con la capacidad de transformara este pueblo argentino en un gran pueblo. En su carácter justicialista el peronismo tiene una importante preocupación por que existieran menos pobres y menos ricos, es decir que este movimiento tenía como fin destruir el distingo de clases​.


"Lo grande de Perón es que ha tomado de cada doctrina los conceptos humanos, los conceptos de la seguridad social, los conceptos del respeto a las leyes, los conceptos de la igualdad y la de una sola clase”. (Fuente, 1951:36) Lo que se quiere mostrar con esta cita es comprender como Eva transmite a sus alumnos la idea de que estas masas no poseían conciencia colectiva previo a la llegada del general, no poseían conciencia social. Y que con la gran capacidad de este “conductor extraordinario” se logro una conciencia nacional y colectiva.


Como Eva y el General necesitan de un pueblo que piense y sienta y que actué por el buen camino, es que han inculcado las tres premisas básicas del movimiento: justicia social, independencia económica y soberanía política.


"Nosotros decimos, con Perón, que no queremos ni reconocemos más que una sola clase hombres: la de los que trabajan. Esto quiere decir que para nosotros no existe más que una sola clase de argentinos, la que constituye el pueblo, y el pueblo es auténticamente trabajador”. (Fuente, 1951:73). Para Eva es primordial que aquel que ocupe un lugar importante dentro del movimiento debe desempeñarlo con compromiso y con el fin de lucha. Para ser peronista y desarrollarse dentro del movimiento no es necesario tener una profesión o una carrera universitaria, sino que basta por el interés de ocupar un cargo y defenderlo más que nada por la causa del pueblo y brindarse al mismo basándose en el esfuerzo.



La construcción de Perón y Eva como unidad paternal: guiar a la sociedad por el buen camino

Hemos mencionado más arriba que uno de los tantos propósitos a lo largo de las clases era que los alumnos vean en Eva al mismo Perón, la idea de que son una misma cosa y que sientan como si el general en persona estuviese ahí dictando las clases.


"Perón, trata al pueblo, no como un militar a sus soldados, sino como un padre a sus hijos.” (Fuente, 1951:72) .El propósito tanto de Perón como de Eva era que el pueblo haga propia la doctrina y que el pueblo todo se transforme en una gran familia, en la que todos somos iguales respondiendo con lealtad al gran conductor.


Vemos como se buscaba divulgar la construcción de que Perón iba a marcar el camino que el pueblo debía seguir, cuidando su futuro y buscando su bienestar y procurando la felicidad pero con el afán de que ese pueblo responda solo a Perón. Casi como un hijo a un padre.

Según Eva de este modo, el pueblo argentino se transformaría en un gran pueblo, que solo se logra con las cualidades extraordinarias de un conductor como las que posee el General. Pero lo importante a destacar en este punto es como Eva manifiesta sus deseos porque el hombre peronista aspire a los más altos cargos pero siendo consiente y con el uso pleno de sus facultades entendiendo la doctrina.


La intención es persuadira estos alumnos a que adhieran a la causa del General, pero teniendo en cuenta día a día en cada paso, los valores del deber ser peronista. Dejando afuera los malos sentimientos. Lo que Eva muestra en estas clases son los valores de la doctrina, es decir los valores que deben aplicarse en la cotidianeidad del hombre peronista para que se logren los tres objetivos principales: la independencia económica, la soberanía política y la justicia social.


Conclusiones finales

Las clases dictadas en la Escuela Superior Peronista fueron un brazo importante para el movimiento, que en el año 1951 estaba atravesando el comienzo de un desgaste del régimen y del modelo redistribuidor. Que Eva Perón en persona sea la encargada de dictar los cursos dela materia historia del peronismo, quien conoce y ama la doctrina en profundidad al igual que al general, denota la necesidad por parte del movimiento de que se formen futuros dirigentes peronistas.


Pero quién mejor que Eva, que vivió el nacimiento de esta doctrina y que fue partícipe de las jornadas de lucha y gloria del movimiento para contarles a estos alumnos quién era Perón y como debían comportarse para merecer al General. Cabe destacar que la fuente posee un alto grado de subjetividad, por eso es imposible para Eva no hablar desde su posición fervientemente fanática engrandeciendo de manera constante las cualidades de grandeza del General.


Es por esto que ella tiene la capacidad casi única a través del discurso, de la palabra, de adoctrinar a este otro. Generando la identificación de las masas con el movimiento. ¿Se logró esta adherencia masiva a la doctrina? ¿La automisficación fue posible?


Nosotros creemos que Eva hace caso omiso a lo que en realidad estaba pasando en la sociedad para el periodo en que se realizan las clases. No todo era amor, felicidad, lealtad y buenos sentimientos entre el pueblo y su conductor. Como analizamos en los apartados más arriba, era un fuerte periodo de agitación política y se estaba gestando una crisis económica.


Entonces era sumamente importante buscar que el peronismo pueda resurgir entre las cenizas como el ave fénix. Por eso Eva va creando cuadros para que el pueblo pueda volver a ver en Perón a aquel salvador, conductor extraordinario que oriento a esta masa desorientada y le otorgo la conciencia social y pudo suplir sus demandas. La adherencia a la doctrina desde el nacimiento del peronismo no se puede negar, fue masiva, pero hubo un punto álgido donde los obreros comenzaron a no sentir que sus demandas eran satisfechas por el Estado y allí es donde se ve una ruptura más que importante para el movimiento.


Doctrina que decía representar los intereses del pueblo y que devolvió la esperanza a esta clase obrera desposeída de toda significación, nosotros creemos que es en esta cuestión donde podemos vislumbrar el carácter anti-obrero y su accionar equidistante entre los sectores en pugna.


Es menester señalar que la construcción del relato histórico que el peronismo hace de sí, es un campo de investigación extremadamente amplio y que presenta infinidades de debates historiográficos. Apelar al recurso de la mistificación o automisficación y utilizar estos mismos para inculcar en el pueblo la idea de unorigen divino del peronismo, no fue insignificante para la historia del movimiento peronista. Es imperativo comprender que el objetivo de la doctrina era insertar en la sociedad la concepción de que no hubo historia previa anterior al movimiento es decir que la historia de lucha obrera e historia argentina nace con Perón. Esperamos haya sido de utilidad el análisis del presente trabajo.

Nahir Mansilla

212 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Huellas
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Facebook
Buscar por Etiquetas
bottom of page